¿cómo hacerlo?

Hay varias formas de realizar un testamento en forma sencilla, las habilitadas por la Ley Argentina son ante escribano público o en forma ológrafa.

Este es un instrumento legal que nos permite decidir en vida qué destino le queremos dar a nuestros bienes el día de mañana y en el cual podemos elegir, después de beneficiar a nuestros seres queridos, darles un destino solidario para dejar un mundo mejor.

Realizar un testamento ante escribano público es lo más recomendado, ya que nos permite tener una mayor seguridad y resguardo del documento para el día de mañana. Para hacerlo solo debemos comunicarnos con un escribano de confianza, contarle como queremos destinar nuestros bienes, y luego concurrir a la escribanía junto con 2 testigos.

La otra opción es hacerlo en forma ológrafa, de nuestro puño y letra y desde la tranquilidad y privacidad de nuestra casa. Pero para que a futuro tenga validez legal es importante cumplir con los requerimientos establecidos por ley, y sobre todo que el documento quede en poder de alguna persona que el día de mañana haga valer dicho documento. A diferencia del testamento que se realiza ante escribano público quienes designemos como herederos deberán contar con el original del documento en buen estado para recibir los bienes que decidimos dejarles.

La Ley Argentina dice que un testamento ológrafo debe expresar la voluntad de dejar un testamento y realizarse escrito todo entero, fechado y firmado por la mano misma del testador, estos son algunos de los requisitos que hay que tener en cuenta.

Si bien no es obligatorio concurrir a un profesional legal para realizar este tipo de testamento, recomendamos asesorarse con alguno.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta al hacer nuestro testamento en cualquiera de sus formas, es que en principio tenemos total libertad de disponer de nuestros bienes para el día de mañana, pero si contamos con herederos forzosos (padres, hijos y conyugues) solo podremos destinar libremente una parte de nuestra herencia: 1/3 en el caso de tener hijos y 1/2 en el caso de que nuestros padres continúen vivos o tener cónyuge.

Si no contamos con herederos forzosos, ni parientes colaterales dentro del cuarto grado de consanguineidad nuestros bienes irán destinados al estado argentino, salvo que a través de un testamento decidamos lo contrario.

Si estás interesado en realizar un legado solidario para colaborar con alguna causa social, comunícate con la organización a la que quieras ayudar para que evacúen tus dudas y te acompañen en cómo hacerlo.

Podemos enviarte más información al respecto, dejanos tu email.

Scroll hacia arriba